La Broma del día de los inocentes

Vaya que esto si fue una gran carambola, todo comenzó con la tradicional fiesta del día de los inocentes en las instalaciones de Mountain View, donde tiene su gran sede el poderoso de la informática y aplicaciones web, Google.

En este fantástico edificio, cada año los empleados acostumbran hacer bromas bastante subiditas sobre supuestas aplicaciones, invenciones y equipos espectaculares que próximamente saldrían al mercado y hasta se creaba una especie de competencia para ver quien hacía la mejor broma al respecto, dejando luego caer por inocentes a sus compañeros al descubrir que solo era una gran farsa, un producto irreal que solo era concebido en la imaginación de los “inocentes” victimas de aquellas tretas.

pokemon-go-google

La mejor broma

Hasta ese histórico momento, la broma más fantástica que habían creado, presentaba una gran biblioteca multimedia en DVD con una recopilación de todos los vídeos que se han cargado en YouTube. ¡Vaya que fueron bien inocentes quienes lo creyeron!

Pero, esta vez se iba a romper el paradigma, la broma iba a ir demasiado lejos y lo que parecía solo un vídeo burlón donde un cazador en medio de la selva usaba su teléfono para detectar y luego atrapar a uno de esos monstruos digitales donde se acompañaba de un mapa de Google señalando todas las ubicaciones de cada presa en todo el mundo, algo sumamente descabellado y risible en aquel momento de diciembre de 2014.

La idea era ubicar esos imaginarios personajes en el mundo real a través de Google Maps y con esto ayudarse a capturarlos, como si fueran parte de este.

Lo más increíble

google-play-icons

Lo más increíble del caso, es que la idea principal que partía de una inocentada del personal de Google para bromear entre ellos, fue luego prácticamente robada por uno de los participantes, John Hanke, quien ahora es el director ejecutivo de Niantic Labs, la compañía creadora del juego oficial Pokemo Go, lo que ha causado un gran revuelo en la economía mundial, una aplicación que hasta consiguió elevar los precios de Nintendo en un 41%, poner de cabeza hasta a los jugadores de fútbol del Barcelona y el Real Madrid, cuyos técnicos se vieron obligados a prohibir el uso de la aplicación puesto que, hasta caídas y lesiones pudieron tener cazando a esos animalejos virtuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *