Las señales inalámbricas pueden observar tu respiración

No es fácil dormir con tubos por la nariz, pero cuando los médicos quieren controlar la respiración de una persona tienen realmente muy pocas opciones. Un nuevo sistema inalámbrico que promete acabar con la tecnología médica tradicional, podría terminar siendo utilizada como una herramienta de vigilancia para seguir los movimientos de las personas y las actividades atrás de las puertas.

El ingeniero electrónico Neal Patwari de la Universidad de Utah en Salt Lake City y sus colegas realizaron una serie de pruebas con algunos equipos nuevos y notaron variaciones en la intensidad de la señal inalámbrica afectada por la inhalación de una persona, pero sólo en ciertos lugares alrededor de la habitación.

Así que diseñó un experimento para probar si una red inalámbrica fiable puede medir la frecuencia respiratoria.

Neal Patwari

En la prueba, este señor estaba en una cama de hospital rodeado por 20 unidades inalámbricas de bajo costo, éstas fueron organizadas de manera que envíaran ondas de radio 2,4 GHz a través de la cama, la misma frecuencia en que viaja el Wi-Fi, pero con una milésima parte del poder de la tarjeta inalámbrica de un laptop.

Las unidades despliegan la intensidad de la señal cuatro veces por segundo, lo suficientemente rápido como para medir las fluctuaciones causadas por la respiración individual.

Tras la recogida de 30 segundos de datos, la red fue capaz de estimar con precisión la tasa de respiración de una persona dentro de 0,4 respiraciones por minuto.

Patwari concluye que las señales inalámbricas se curvan alrededor de su pecho que se alzaba con cada inhalación, lo que les permite viajar una distancia más larga y disminuir muy poco el poder de la señal.

La tecnología podría permitir a la gente descansar más cómodamente en el sueño, Patwari dice, sin estar conectado a las máquinas por medio de cables y tubos.

Respiración Artificial

Sostiene que el sistema podría ser usado para aumentar las actuales pruebas médicas de la capacidad pulmonar, también.

Sin embargo, los actuales métodos de monitoreo médico de respiración son más que suficientes, dice Salvatore Morgera en la Universidad de South Florida en Tampa.

Estos métodos también pueden medir la cantidad de dióxido de carbono en los gases exhalados, recogidos en una máscara o un pequeño tubo en cada fosa nasal, el control inalámbrico sólo aumentaría la confusión de las ondas de radio en un hospital moderno.

Si no encuentra un uso en la medicina, el dispositivo puede ser de interés para la seguridad o espionaje.

En un estudio previo, Patwari y un colega demostró que debido a las señales de radio en frecuencias Wi-Fi puede penetrar las paredes, una red inalámbrica instalada en la entrada de una casa pueden rastrear a las personas que se trasladan de una habitación a otra.

Con este nuevo nivel de precisión, un sistema adaptado para la vigilancia podría espiar a las personas que se mueven alrededor de un cuarto de hotel, por ejemplo, o incluso distinguir si están descansando en un sofá o en la cama.

Vía: Monitoring Breathing via Signal Strength in Wireless Networks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *