Richard Stallman se alegra de que Steve Jobs se haya ido

Richard Stallman

Ciertamente ha habido una gran cantidad de mensajes que manifiestan el dolor y tristeza por la muerte de Steve Jobs. El fundador de Apple, que murió el miércoles por la noche a la edad de 56 años, ha sido llamado uno de los hombres más influyentes de todos los tiempos, entre otros títulos.

Sin embargo, Richard Stallman, quien puso en marcha el movimiento del software libre en la década de 1980 con el Proyecto GNU, tiene una visión algo diferente sobre Jobs y su influencia.

Recientemente en un post realizado la semana pasada, cita lo siguiente:

“Steve Jobs, el pionero de la computadora como una cárcel hecha genial, diseñado para cortar a los tontos de su libertad, ha muerto…”

Como el alcalde de Chicago Harold Washington, dijo del corrupto ex Daley, “no estoy contento de que esté muerto, pero me alegro que se haya ido.” Nadie merece tener que morir, tampoco Jobs, ni el señor Bill, ni siquiera a los culpables de los males más grandes que los de ellos. Pero todos nos merecemos el fin de la influencia maligna de Jobs en la informática de las personas.

Por desgracia, la influencia continúa a pesar de su ausencia. Sólo podemos esperar de sus sucesores, en su intento de continuar con su legado, sean menos efectivos”.

No es sorprendente que Richard Stallman se sienta de esta manera sobre Steve Jobs, teniendo en cuenta el pasado de Stallman y sus puntos de vista sobre el software libre.

Pero sus nuevas declaraciones han sido atacadas por otros como ZDNet’s Linux y Open Source blog tuvieron una respuesta de Steven J. Vaughan-Nichols, que dice:

“Estoy contento de decir que la gran mayoría de desarrolladores de código abierto no está de acuerdo con los puntos de vista miopes de Stallman.”

Y añade:

“Al elegir a aprovechar la ocasión de la muerte de Jobs para dar un golpe público al software privado, Richard Stallman no hizo ninguna de sus causas personales, ni lo más grande en software libre y de código abierto para nada.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *